Warning: Creating default object from empty value in /home/hubsalud/public_html/clubdediabeticos.com/aulavirtual/wp-content/themes/onplay/functions/theme/functions.php on line 78

Betatrofina, ¿puede ser la nueva insulina?

diabetes educaciónDesde que al hijo de Douglas Melton le diagnosticaron diabetes tipo 1, esta  enfermedad ha centrado todos los esfuerzos de este especialista de Harvard  (EEUU). Después de años de investigación, su ‘obsesión’ le ha permitido  descubrir una hormona que podría convertirse en el futuro en un sustituto más  eficaz que la insulina para los pacientes diabéticos.

De momento, todo son cautelas en torno a este hallazgo que se acaba de  publicar en la revista ‘Cell’ -y que se ha realizado en ratones-; pero Melton se  atreve a hablar de un “hito” en la lucha contra la diabetes. Sus hallazgos se  han realizado en un modelo de diabetes tipo 2 (la que sufren mayoritariamente  los adultos por culpa de una mala dieta, la obesidad y el sedentarismo), aunque  el especialista confía en que también podría ser útil en la diabetes tipo 1,  llamada juvenil porque afecta a pacientes más jóvenes y cuyo origen es, en  realidad, autoinmune.

En ambas enfermedades, y por causas diferentes, el origen es el mismo: la  destrucción de las células beta-pancreáticas encargadas de producir la insulina  que el organismo necesita. Hasta ahora, todos los intentos por regenerar estas  células han defraudado. Ni siquiera el propio Melton, codirector del Instituto  de Células Madre de Harvard (en Boston, EEUU), ha logrado crear células madre  capaces de regenerar a las productoras de insulina (y los trasplantes de islotes  pancreáticos en los que se puso la esperanza hace unos años tampoco han  funcionado).

La clave para descubrir la betatrofina la encontraron en el embarazo. Durante  la gestación, el organismo multiplica de manera natural su producción de  insulina para cubrir las necesidades del feto. Para ello, sus células  beta-pancreáticas se expanden a un ritmo superior a lo normal y, como observaron  en una rata preñada, probablemente lo hacen impulsadas por altos  betatrofina.

Si durante el embarazo, las células beta-pancreáticas se replican a un ritmo  cuatro veces superior a lo normal y hasta 4,5 con una inyección de glucosa; el  tratamiento con betatrofina logró multiplicar esta producción de células  fabricantes de insulina hasta 30 veces más de lo normal. Un dato que convertiría  a la betatrofina -de confirmarse estos hallazgos en humanos- en un potente y  eficaz sustituto de la insulina en el futuro.

“Esto podría usarse en pacientes”, apunta el investigador, “en lugar de  inyectarte insulina tres o cuatro veces al día, bastaría con una inyección de  betatrofina una vez a la semana o al mes” para que el organismo pudiese  autoregular su producción de insulina.

Cautelas

El doctor Joan Vendrell, jefe de servicio de Endocrinología y Nutrición del  Hospital Joan XXIII de Tarragona, señala a ELMUNDO.es que “es una investigación  con calidad científica e interesante”, aunque también pide cautela a la hora de  valorar sus conclusiones. “Si en cualquier investigación, los resultados de un  estudio en animales no son equiparables a los humanos, en el ámbito de la  diabetes esto es especialmente importante ya que se ha visto que la  proliferación de células beta no es igual”.

“Por otro lado, en este caso, para que los resultados tuvieran implicaciones  clínicas, aparte del problema de proliferación de las células beta, habría que  evitar también el proceso autoinmune [que se produce en pacientes con diabetes  tipo 1, pero no en los que tienen tipo 2]“.

imagesCAY0S0SKFuturo y aplicación

El optimismo de Melton se basa en que, como él mismo dice, nunca antes un  tratamiento contra la diabetes había logrado multiplicar la producción de estas  células a ese ritmo. El camino, sin embargo, es largo. Queda por ver si la misma  hormona logra replicar las células betapancreáticas en humanos al mismo ritmo  espectacular y si este fenómeno se traduce en una producción de insulina por  parte del organismo.

En este sentido, el doctor Vendrell destaca “la conexión que cita el trabajo  entre hígado, músculo y tejido adiposo, sobre todo en el caso de la diabetes  tipo 2. La insulina interacciona con todos estos elementos, lo que abre una  importante línea de investigación y muestra que la diabetes es un fenómeno muy  complejo”.

El hallazgo de Melton, mano a mano con Peng Yi, estudiante posdoctoral, ha  sido financiado al 80% con fondos públicos estadounidenses. Sin embargo, como  explica su instituto en una nota de prensa, ya hay compañías farmacéuticas  trabajando con la betatrofina. Melton calcula que los ensayos clínicos en  humanos podrían comenzar en cuatro o cinco años,  un tiempo bastante corto en lo que al curso normal de desarrollo y descubrimiento de fármacos se refiere.

De momento, insiste con  cautela, estos hallazgos se han realizado sólo en ratones, “pero nosotros no  estamos interesados en curar la diabetes en ratones y sabemos que esta hormona  está también presente en humanos”.

Expertos que no participaron en el estudio advirtieron que otras sustancias han demostrado efectos similares en células de ratones pero no funcionaron en los seres humanos. Melton dijo que esta hormona es diferente debido a que su efecto es de una potencia inusual y solo está restringida a las células productoras de insulina.

Así mismo, las nuevas células beta del páncreas formadas por efecto de la betatrofina sólo producen insulina cuando el organismo lo demanda, con lo que tienen la ventaja de regular de forma natural el metabolismo de la glucosa.

Adiabetes-insulina-alamy456unque Doug Melton y Peng Yi, los investigadores que llevaron a cabo el descubrimiento, advierten que queda mucho camino por recorrer antes de que su hallazgo pueda utilizarse para el tratamiento de la diabetes. A pesar de ello, ya tienen un acuerdo de colaboración con Evotec, una empresa de biotecnología alemana que tiene 15 científicos trabajando en la nueva hormona betatrofina.

Por su parte, Janssen Pharmaceuticals, una compañía de Johnson & Johnson, adquirió la licencia del compuesto y cuenta también con científicos que trabajan para avanzar hacia la clínica.

Fuente:  http://www.medicalpress.es/betatrofina-puede-ser-la-nueva-insulina#ixzz2UNMj9iH2

2 Comments

  • José Antonio Quilez

    Estoy encantado con esta línea de investigación.
    Gracias a todas estas personas que se implican en esta causa , para mejorar la calidad de vida a los que padecen esta enfermedad.
    Espero que esta evolución de la betatrofina sustituya pronto a la insulina.
    La unión hace la fuerza, rememos pues todos en el mismo sentido y llegaremos a buen puerto.
    Saludos y ánimos para todos.

Leave a reply

required

required

optional