La administración de una infusión de células T conserva la función pancreática en la diabetes tipo 1 en niños

La Diabetes tipo 1  es una enfermedad en la que los islotes pancreáticos son destruidos por células T autorreactivas. El proceso se ve facilitado por un déficit en el número y la actividad supresora de las células T reguladoras (Treg). Los linfocitos T reguladores (o linfocitos T supresores) son una subpoblación especializada de linfocitos T que actúa suprimiendo la activación del sistema inmunitario en este caso impidiendo que se destruyan las células encargadas de producir la insulina.

Para funcionar adecuadamente, el sistema inmune debe discriminar entre lo propio y lo no propio. Cuando esta capacidad se pierde el sistema inmunitario comienza a destruir células y tejidos del cuerpo que como resultado causan las enfermedades autoinmunes.

Un estudio,  muestra por primera vez que la infusión autóloga de células T reguladoras prolonga la remisión de la diabetes tipo 1 en niños recien diagnosticados.

A 10 niños con diabetes tipo 1 (edades 8-16 años) diagnosticados 2 meses antes se les administró Tregs . En total, 4 pacientes recibieron 10 × 10 6 células Tregs / kg de peso corporal, y los restantes 6 pacientes recibieron 20 × 10 6 células Tregs / kg de peso corporal.  La preparación consistió en una  infusión  autóloga de células CD3 + CD4 + CD25 CD127 alto - Tregs expandido fabricado bajo condiciones de buena práctica.

No hay toxicidad de la terapia se señaló. Un aumento significativo en el porcentaje de células T reguladoras en la sangre periférica se ha observado desde el día de la infusión.  Estos pacientes fueron seguidos a la par con  pacientes diabéticos tipo 1 no tratados con células T reguladoras.

Medio año después del inicio de la diabetes tipo 1 (4-5 meses después de la infusión de Tregs), 8 pacientes tratados con Tregs todavía  requieren  <0,5 UI / kg de peso corporal de insulina al día,  2 pacientes no requieren de la insulina por completo, mientras que la remisión se acabó en el grupo no tratado.

Adicionamente, los niveles plasmáticos de péptido C fue significativamente mayores en el grupo tratado en comparación con los no tratados.

El presente estudio demuestra que la administración de células T reguladoras es seguro y tolerable en los niños con inicio reciente de diabetes tipo 1.  Una esperanza más en investigación hacia la cura de la diabetes tipo 1.

 Reg ensayo clínico. no. NKEBN/8/2010 (phase 1). NKEBN/8/2010 (fase 1).

Este artículo contiene los datos adicionales en línea en http://care.diabetesjournals.org/lookup/suppl/doi:10.2337/dc12-0038/-/DC1 .

Referencias

Diabetes Care Volume 35: 1817-1820 September, 2012

1 Comment

Leave a reply

required

required

optional